Cienciafascinante.es: un proyecto con contenidos fascinantes.

Para aprender hay que hacer. Algo útil, algo que los alumnos entiendan e interpreten que les va a servir en sus vidas. Pero al mismo tiempo, el contenido con el que trabajen debe ser algo que les emocione, que les implique, que les asombre. Estas premisas son las que nos planteamos desde el AMPA del CEIP Calixto Ariño de Zaragoza. Aprovechamos la ocasión de que se publicó una convocatoria del programa de Profundización de Conocimientos, y presentamos a la dirección del centro un proyecto. Se trataba de organizar un grupo de trabajo en horario escolar, con el objetivo de convertir a los alumnos en incipientes divulgadores científicos. La propuesta consistía en construir un equipo de redacción cuyo objetivo fuera explicar con palabras sencillas a sus compañeros, a sus allegados, y al resto de la sociedad, temas frontera relacionados con la ciencia. Temas que estuviesen al borde de los límites de los hallazgos o de las investigaciones más recientes.

Como herramientas de comunicación los participantes dispondrían de un blog, para informar por escrito, y del material necesario para grabar ficheros de audio, que podrían difundir por Internet, e incluso a través de un programa de radio, emitido en antena por la emisora TEA FM. Por supuesto, también se entrenarían en su capacidad de oratoria, exponiendo al resto de los compañeros de sus respectivas clases algunas de las actividades en las que hubiesen trabajado.

Los temas que se proponían eran cuatro: los viajes simulados por el espacio, utilizando el software Celestia; la física de la astronáutica, con simulaciones de cosmohuevos y cohetes de agua; los seres vivos extraños que viven en nuestro planeta, tanto del mundo animal como el vegetal, de nuestro tiempo y de tiempos pasados; y finalmente la geometría de las dimensiones, relacionando las matemáticas con la física y el arte.

El Consejo Escolar dio su visto bueno, y el Departamento de Educación aragonés lo aprobó. El resultado del trabajo de los alumnos está reunido para su consulta en el blog http://cienciafascinante.es

Ahora bien, en el blog no se puede apreciar el trabajo que se realizó en la trastienda, entre bastidores. Cómo pudimos organizarnos para que un grupo de chavales de tercer ciclo de primaria, junto con otros compañeros invitados de primer y segundo ciclo, trabajaran colaborativamente en un proyecto conjunto en el que necesariamente tuvieron que repartirse las tareas. Eso es lo que deseo explicar en este post.

Los alumnos fueron seleccionados de entre los que tenían un rendimiento más elevado, incluyendo aquellos que habían sido identificados como de altas capacidades intelectuales. El primer día del proyecto, se les explicó a los participantes que iban a formar parte de un equipo de redacción. Debían poner en marcha una publicación electrónica dedicada a la divulgación científica. Una publicación que iba a poder ser consultada por cualquier persona desde cualquier parte del mundo. Esto suponía poner en sus manos una gran responsabilidad. Como cualquier equipo de redacción, era necesario que alguien fuese el redactor jefe, y que hubiese varios redactores que escribiesen los artículos de la revista. Pero no todos los alumnos tenían dotes para la escritura, ni todos tenían interés en escribir ensayos. Y sí que eran necesarias otras funciones igualmente importantes: los maquetadores o administradores del blog, los técnicos de audio y video para realizar montajes, y los ilustradores.

El primer día, chicos y chicas contestaron a un cuestionario donde mostraban su interés por cada una de estas funciones. No todos querían ser el jefe, ni todos querían ocuparse de la maquetación, ni de la escritura… pero hubo candidatos para ocupar todos los puestos. De esta forma, nos aseguramos de que, al menos, los alumnos estarían interesados en realizar las tareas encomendadas. Por supuesto, estaba previsto realizar los cambios necesarios a lo largo de los tres meses de duración del proyecto. Una vez se cambio al redactor jefe, y en una ocasión una redactora pasó a maquetadora.

En un primer momento, se quería que todos los alumnos pudiesen rotar para adquirir experiencia en la redacción y en la creación de recursos audiovisuales. Pero la exasperante lentitud de la conexión a Internet (1Mb para todo un centro educativo es claramente muy deficiente), y los frecuentes bloqueos del sistema operativo de los tablets, nos hicieron renunciar a este objetivo.

Para poder desempeñar sus tareas, disponíamos de dos sesiones semanales, de 1,5 horas cada una de ellas, en horario vespertino, de 15 a 16,30 horas (por tanto dentro de horario escolar). Los participantes aprendieron a manejar el gestor de contenidos WordPress, y Windows Movie Maker (para otro ocasión habrá que pensar en otro programa que no falle tanto). También hicieron un curso intensivo de creación de podcasts de audio, con ayuda de Audacity. Pero claro está, si lo que se quiere es mantener una revista de divulgación científica, los alumnos tienen que tener temas de los que hablar.

En la elección de los temas, y dado el tiempo limitado del que se disponía, se propusieron diferentes contenidos que fascinan fácilmente a los chavales,  pero desde la perspectiva de la simulación (viajes espaciales virtuales con el software Celestia, cosmohuevos y cohetes de agua) o de la creación de pequeños proyectos (exposición fotográfica, teselaciones y montaje de figuras geométricas complejas). En todos los casos se procuró que cada actividad tuviese un volcado en sus respectivas aulas: presentación oral de Celestia, exhibición de Cosmohuevos y de Cohetes de agua ante el resto del colegio, y montaje de la exposición de forma colaborativa con sus compañeros.

¿Qué han opinado los alumnos participantes. Lo podéis consultar en la memoria que podéis descarga en el siguiente enlace: Memoria del Programa “Ciencia en la Frontera”.

Poco se puede añadir a lo expresado por los alumnos. Muchos de ellos ingresarán el próximo curso en el Instituto, pero han mostrado su disposición a seguir colaborando por su cuenta en el mantenimiento de la publicación digital. La unión del trabajo por proyectos junto con contenidos fascinantes que no sólo están relacionados con lo visto en el currículo sino que los amplía y enriquece, nos muestran el camino de cómo se puede introducir de forma sencilla y fluida estrategias para atender a los alumnos más capaces en los centros educativos ordinarios.

Esta entrada fue publicada en Ciencias, Matemáticas, Pedagogía de la fascinación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cienciafascinante.es: un proyecto con contenidos fascinantes.

  1. inma unzueta dijo:

    ¿Llega esta experiencia a los centros de asesoramiento del profesorado de otras comunidades autónomas? Sería interesante que lo hiciera. Si no se hace, me avisas y lo comento a los responsables de mi comunidad autónoma. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>