Pedagogía de la Fascinación

Pedagogía de la Fascinación.
Juan Cruz Barranco, Francisco Javier Mateos y Juan Carlos López.

Corría el año 1931. En España eran tiempos difíciles, con una elevada tasa de analfabetismo, concentrada principalmente en el medio rural. Intentando dar respuesta a esta problemática, el entonces Ministro de Instrucción Pública D.  Marcelino Domingo, creo las Misiones Pedagógicas con la finalidad de “difundir la cultura general, la moderna orientación docente y la educación ciudadana en aldeas, villas y lugares, con especial atención a los intereses espirituales de la población rural”.

Para llevarlo a cabo se promovieron diferentes actividades que se realizaron  gracias al esfuerzo de personas anónimas en su mayor parte y que tenían como denominador común el poner a España en pleno siglo XX. Entre estas actividades, la gran triunfadora era el cinematógrafo. El pase de imágenes en movimiento cautivaba y fascinaba a un público ávido de nuevas experiencias.

Muchos años han pasado, el desarrollo de las nuevas tecnologías ha querido sin saberlo restituir ese espíritu de fascinación, pero la realidad ha sido otra. El embrujo ha quedado diluído en estas nuevas herramientas, más que en los contenidos que ellas desarrollan. Valga a modo de ejemplo la siguiente experiencia: lleve a cabo un visionado con un miniproyector digital sobre la clausura de la Expo de Sanghai, y comprobará que los asistentes se sentirán fascinados por ese nuevo aparato, y a la mayoría les pasará desapercibido el increíble montaje escénico de dicho evento.

¿Fascinación por las nuevas tecnologías o fascinación por los contenidos? Las nuevas tecnologías sin contenidos no tienen razón de ser y los contenidos pueden prescindir de ellas ya que lo realmente importante es que estén incrustados con la vida, que hunde sus raíces en las relaciones humanas.

Durante toda la vida estamos aprendiendo y nos estamos educando. Vivimos, aprendemos y nos educamos para ser felices. La felicidad es una sensación de bienestar no definible que no proviene de conseguir algo (la satisfacción de dar respuesta a una necesidad genera otra necesidad), sino de tener motivos por los cuáles levantarnos día a día y acostarnos con la conciencia tranquila. El poderlo conseguir depende de nosotros mismos. Ni el profesorado, ni los padres tienen como finalidad el cumplimiento de este objetivo hacia su alumnado o sus hijos, pero sí la de proporcionarle unas herramientas que faciliten su consecución. Una de ellas es la curiosidad. Como docentes estamos obligados a fomentar la curiosidad de nuestro alumnado, por lo que debemos favorecer los ambientes creativos y experimentadores. La creatividad está unida con la acción y no hemos de olvidar que se aprende haciendo, con lo que las metodologías activas y sustentadas en entornos cooperativos son entornos altamente favorables.

Curiosidad, felicidad, creatividad, experimentación y metodologías activas son elementos constituyentes de un nuevo enfoque educativo al que denominamos pedagogía de la fascinación. Este punto de vista  tiene por objeto proporcionar guías para planificar, ejecutar y evaluar procesos de enseñanza y aprendizaje aprovechando la atracción irresistible de ciertos contenidos generadores de ideas, dentro de una visión holística. Recalcamos la palabra ciertos, porque somos conocedores que hay  algunos apartados del saber que propician este camino, más que otros. Son temas que aparentemente transgreden el sentido común y el orden establecido,  o  bien invitan a plantear una nueva forma de comprender las cosas, permitiendo conexiones inusuales o insospechadas: criaturas y personajes extraordinarios, lugares desconocidos o inexplorados, la Física de lo imposible, la inteligencia artificial, el mundo invisible microscópico, etc. Los contenidos que forman parte de las investigaciones en la frontera del conocimiento científico, donde lo real parece (pero sólo parece) imaginario, ejercen un enorme poder de fascinación en los seres humanos, y especialmente en los niños y jóvenes.

El misterio fascina, enlaza con el mundo emocional del alumnado y provoca un torrente de imágenes e ideas. Labor del profesorado es seleccionarlas y reubicarlas (Bloom) bajo los criterios de efectividad, transferencia y generación de cambios cognitivos. Una idea novedosa es didácticamente útil cuando es sorprendente, concreta, visualizable y aporta una potente carga emocional. Por ello los contenidos fascinantes son un excelente recurso motivador. A nivel cerebral, incrementan la actividad del sistema límbico (emociones) provocando conexiones con la corteza cerebral (conocimientos), y liberando en ambos casos endorfinas que graban nuevos caminos sobre los que enraizará la información aprendida. Son una auténtica carga de profundidad dirigida a catalizar el proceso enseñanza-aprendizaje.

¿Por qué fascinan los dinosaurios a los niños?. Animales extraordinarios, que vivieron en épocas pretéritas, y que estimulan la fantasía y despiertan del letargo a nuestro instinto de supervivencia, nos permiten abordar temas como la evolución, la clasificación de los seres vivos, la dinámica tectónica de la Tierra, o las consecuencias de la extinción de las especies, entre otros.

Esa misma fascinación puede ser extendida a otros conocimientos paralelos. Por ejemplo, quién se acuerda o conoce al tilacino. Es bastante probable que el alumnado no lo conozca, pero cuando se les presenta como un animal que era mitad lobo, mitad tigre; se sorprenden. Al mismo tiempo podemos mostrarles una imagen real e incluso un vídeo de esta especie, para desarrollar la concreción y la visualización. También al narrarles el triste final del último ejemplar conocido de esta especie que murió de frio por descuido en el zoológico de Hobart (Australia) en 1936, estamos introduciendo el factor emocional. Haciendo uso de elementos que despiertan la imaginación y la emotividad comprobamos cómo la fascinación entra de una manera vertiginosa y despierta el interés ante un conocimiento neutro y desconocido.

No hemos de quedarnos solamente ahí, sino que ese momento de apertura al aprendizaje por el alumnado debe ser aprovechado para la generación de nuevos procesos de enseñanza relacionados directamente con el currículo escolar. Desde el más inmediato que podría ser la conservación del medio ambiente o el estudio de los mamíferos a partir de un marsupial como modelo de diversidad, hasta desarrollar una red de conceptos dónde una metodología por proyectos o una línea de investigación educativa puede ser las más aprovechables dentro de un contexto cooperativo. Valga a modo de ejemplo que los tilacinos forman parte del escudo de Tasmania, ello puede generar un proyecto sobre heráldica en nuestro entorno o una investigación sobre escudos en los que aparecen animales, su significado y su contexto.

La pedagogía de la fascinación fomenta el espíritu de superación y de descubrimiento. Constituye una posible clave pare para superar esa enseñanza basada en mínimos conformistas. Es ideal para los alumnos y profesores que desean ir más allá, que tienen aptitudes o inquietudes  que superan los intereses de la mayoría de la población.

Genera transferencia de conocimiento,  al mismo tiempo que favorece el desarrollo de un pensamiento crítico (análisis y síntesis), y permite llegar hasta la aplicación práctica de lo aprendido, anticipando ideas novedosas que resuelvan problemas reales o sugieran líneas de innovación o invención. En resumen, se centra en el desarrollo de procesos cognitivos más avanzados que la simple adquisición o comprensión de la información ya conocida.

 Procesos fundamentales y necesarios en la educación de nuestro alumnado ya que el objeto de aquélla, en palabras de Herbert Spencer, es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás.

Naturalmente un profesor que quiera moverse por el marco de la pedagogía de la fascinación deberá estar predispuesto a una forma de trabajo más activa con sus alumnos. Para ello tendrá que contar con unos buenos mimbres: la búsqueda y selección de la información en un mundo cambiante, la actualización científica y metodológica donde descubrirá los materiales fascinantes, el conocimiento real de los intereses de sus alumnos y del mundo de la cultura infanto-juvenil, la búsqueda de redes de conexión conceptuales, el estímulo de la creatividad, o el fomento de unas relaciones basadas en la sensibilidad y la afectividad. En definitiva deberá estar dispuesto a educar para la vida, convirtiéndose en un auténtico arquitecto de la fascinación.

4 respuestas a Pedagogía de la Fascinación

  1. Fco. Javier dijo:

    Hola JuanCarlos,
    como ya hemos comentado Pilar, JuanCruz tú y yo en alguna ocasión, una de las características mas (sorprendentes) e interesantes de la Pedagogía de la Fascinación es que permite motivar e interesar al alumnado que precismente NO lo estaba. A ver si a través de tu blog, otros enlaces y otras formas podemos divulgar estos datos y experiencias.

  2. yolanda escuder puig dijo:

    Juan Carlos, me gustaría responderte más veces, pero el tiempo no me lo permite. Aunque si me permite leerte. A este post si te respondo porque me fascina la pedagogía de la fascinación. Creo que es un ” enganche ” tremendo no solamente para los profesores, sino para los padres y madres, que como nosotros queremos ir más allá de la enseñanza escolar. Me has dado con este toque una fuente de generación de ideas y me pondré manos a la obra con ellas. Me encanta leerte porque no dejo de aprender a tu lado. Gracias por publicar… Yoli.

  3. inma unzueta dijo:

    Ayer una alumna empezó un trabajo sobre alimentos transgénicos (currículo de Biologia-geologia de 4º de ESO). Le dí información recopilada la semana anterior en facebook sobre el salmón transgénico que quiere comercializarse actualmente: el frankenfish.
    Fuentes aportadas:
    El salmón transgénico, a punto de ver la luz después de 23 años de exámenes (El País)
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/23/actualidad/1356296285_788761.html

    Crisis de salmón con ADN modificado (El Universal)
    http://www.eluniversal.com.mx/articulos/75144.html

    Los OMG y el medio ambiente (FAO)
    http://www.fao.org/docrep/003/x9602s/x9602s07.htm

    “Frankenfish”, el salmón genéticamente modificado (Terra)
    http://noticias.terra.com.pe/ciencia/frankenfish-el-salmon-geneticamente-modificado,a0dcc0bcb38db310VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html

    El salmón transgénico, en tela de juicio (El Mundo)
    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/21/ciencia/1285057429.html

    ¿Te comerías un salmón modificado genéticamente? (CNN)
    http://mexico.cnn.com/salud/2010/09/29/te-comerias-un-salmon-geneticamente-modificado
    Me dijo que se le estaban revolviendo las tripas mientras preparaba el trabajo. Espero se está activando su sentido crítico. El debate posterior tras la presentación seguro que será muy jugoso.
    El resto harán lo mismo con temas elegidos por ellos (una ucraniana tratará el tema de las mutaciones en Chernobil, otra explicará la clonación y los problemas éticos que conlleva, otra que quiere estudiar psicología hará un trabajo sobre la relación entre genética y comportamiento…). todo relacionado con el currículo, todo relacionado con sus intereses, con fuentes de información variadas (artículos de prensa, científica o divulgativa, internet, enciclopedias, libros de texto, etc) y metodología activa (ellos preparan las presentaciones, lo exponen, debate o comentario posterior grupal….).
    No podeis haceros a la idea de lo que disfruto en esas clases, con alumnos realmente interesados en el tema (es una asignatura optativa) y enfocándolo de ese modo. Nada que ver con las otras clases (donde hay alumnos “obligados”, sin interés alguno por el tema) donde ese enfoque queda muy muy descafeinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>